Entre Saetas

     ¡Hola a todos!
     Ya llegó esa fecha marcada en mi calendario, la Misa del Alba y el traslado de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Trinidad que como cada año avisa que la Semana Grande comienza.

     Poder estar a la verita de mi Jesús Cautivo y de María Santísima de la Trinidad en ese día y tener el privilegio de cantarles durante su Misa del Alba y su Traslado es un verdadero regalo que e podido vivir en más de una ocasión, aunque este año desgraciadamente el tiempo no nos ha dejado a los malagueños disfrutar del traslado y la visita al hospital civil donde tantas personas los esperan cada año.



     En el interior del Templo nos encontrábamos los Saeteros/a Jesús León, Marta Gonzalez y Sebastian Navas.
     Tras la Santa Misa los titulares fueron llevados desde la iglesia San Pablo hasta la Casa Hermandad. Es sobrecogedor ver como pese a la lluvia y al mal tiempo, después de pasar horas esperando su salida, tantísimas personas se acercaban hasta allí para ver al Señor de Málaga y a su Trinidad.  
     En la Casa Hermandad viví un momento junto a Diana de los que quedan guardaito en el corazón para siempre. Unir nuestras voces durante mi saeta al rezarle a nuestro Cautivo y a Trinidad, para a continuación disfrutar de su rezo Resiliencia y más tarde de la oración de Antonio Cortés. 


     Tras finalizar viajamos hasta Águilas (Murcia), tierra a la que por suerte e podido visitar en más de una ocasión en recitales flamencos y que por primera vez asistía para disfrutar de la Exaltación de la Saeta acompañada de los Saeteros Victor Palacios y Juan Antonio Ramirez. 


     Allí pudimos disfrutar del gran acogimiento de los Aguileños que con tanto cariño nos recibían en la iglesia San José. Fue un acto cargado de fervor que compartimos junto a José María Muñoz que entregó toda su devoción recitando cada una de sus Letras de Pasión.


   
     GRACIAS siempre a Felix  y a la organización de la exaltación por hacerme participe de una gran noche donde me sentí tan arropada por los allí presente y pude disfrutar del Cristo de la Sangre, de su Virgen, de Águilas y de su gente.

A mi Cristo de la Sangre
Le canto mi Oración
Y Águilas entera le reza
Con sentimiento y devoción

Letra: D. José Campos Tallón

     La noche auguraba un buen presagio y es que el Santo Entierro de Cristo y María Santísima de las Angustias recorrería sus calles de Campillos ``Entre Saetas´´. 

     Las puertas se abrían, un frío estremecedor recorre mi cuerpo, sobre el silencio se oía el crujir de sus varales, el Santo Entierro de Cristo salía de su templo y teniéndolo frente a mí solo el quejío desgarro de mi saeta rompe en la noche. 


          Acercándose calle abajo con su elegancia mecía, llegaba mi Angustias para rezarle como madre mi oración que con el alma cantaba y del corazón me salía.

Se hizo el silencio en Campillos 
Mi Angustias ya salía
El alma me la estremece 
Que hermosa eres Madre mía.


     No se como agradecer tanto a la vida por regalarme momentos tan maravillosos y a todas esas buenas personas tan especiales que la misma vida me ha ido poniendo en el camino, que van significando tanto para mí y a las que quiero conservar siempre cerca. Ya han pasado bastantes años desde que cantara mi primera saeta con siete añitos en mi tierra y que honor tan inmenso el haber tenido siempre el gran apoyo cerca del maestro D. Antonio de Canillas (todo un referente para mí), al que nos une una gran amistad por todo lo compartido y vivido durante años junto a mi padre el Cantaor Barquerito de Fuengirola. 

     Con un ¡¡GRACIAS!! inmenso me despido junto a esta imagen en la que me acompañan una pequeña parte de la gran familia de Campillos, a la que tanto quiero y que ya considero como mía.


                      ¡Un abrazo Flamenco!


EL QUE SIEMBRA MAÍZ, 
MAÍZ RECOGERÁ..

Isabel Guerrero.


     

Comentarios

Entradas populares de este blog

Menudas Estrellas

TRAS LOS CAJONES

Fraguando LA CAJONERA DE LOS CANTES